Convenciéndome a mi mismo. Una suerte de presentación.

En el Brazo Tristeza del Lago Nahuel Huapi, Patagonia Argentina.¡Hola a quien esté leyendo esto!

Intentaré presentarme. Síndrome de la hoja en blanco … síndrome de la hoja en blanco … síndrome de la hoja en blanco. Listo. Ahora ayúdenme a frenar. 🙂

Mi nombre es Gustavo Adrián Salvini, nací en Lomas de Zamora allá por diciembre de 1976 y viví toda mi vida aquí en Turdera, en el sur del Gran Buenos Aires, a poco menos de 20 kilómetros del límite con la Capital Federal. Mientras “Chispita” -mi perra- me desata los cordones por enésima vez, intentaré seguir con mi relato.

¿Por qué les estoy escribiendo? La respuesta exacta no la se… lo tengo que pensar por un momento, de todos modos mientras sigo con mi presentación, de seguro los motivos se van a ir filtrando.

Este año me está sucediendo algo muy particular. Para ponerlo en pocas palabras: es un año muy distinto a los recientes, lo siento como un renacer en muchos aspectos.

A raíz de algunos acontecimientos un tanto fuertes que sucedieron en mi vida hace un tiempo, fui dejando de hacer varias de las cosas que siempre me gustaron, y pasé por un período en el cual estuve un poco distante de actividades que siempre disfruté. En estos tiempos presentes siento un cambio, siento que hay un proceso “positivo” en marcha. Algunas cosas tristes van quedando atrás, no en primer plano, y logro mirar hacia adelante de nuevo, con mucho interés por el futuro y con muchas ganas de formar parte de este presente y de ese futuro, no como mero espectador, sino “desde el caracú” de los acontecimientos.

Ser artífice, no un observador pasivo. Durante toda mi vida sentí la necesidad de aprender permanentemente, de crear y de participar de la creación de muchas cosas, en muchos órdenes de la vida. No me conforma demasiado el acceso a la “idea cerrada” o al “producto terminado”, en todos los casos. Por eso debo ser de los que se las rebuscan siempre para no tener “tiempo libre” casi nunca, y llenar todo huequito espacio-temporal con algo para hacer (puedo decir que las actividades “se expanden como una esponja” en mi tiempo y en mis espacios, ¡pero eso me gusta!).
Seguir leyendo Convenciéndome a mi mismo. Una suerte de presentación.

Nel mezzo del cammin di nostra vita mi ritrovai a non aver capito…