Insomnio a la italiana

Estoy por pisar Italia por segunda vez en mi vida. Faltan muy pocas horas.

La emoción se apodera de mis sentidos y no puedo dormir.

Pienso en los murmullos que escucharé, en los colores, la historia… en tanta energía y en las raíces, mis raíces.

En la gente que habla fuerte y mueve mucho las manos, en el carácter exagerado pero alegre y apasionado. En el arte, en la música, en el Dante… las canzonetas.

Todo eso me recuerda de dónde vengo, quién soy, quiénes me criaron y me dieron tanto amor. A ellos recuerdo con mucho amor e intensidad… a mi mamá, a mi viejo, a mis nonnos y nonnas, a mis tíos y tías, a mis primos… les dedico este paso por su tierra natal.