El 2011…

El 2011 me dio nuevos Amigos -cosa maravillosa- y me permitió ver felices y con proyectos a mis amigos de toda la vida, volver a ver los amigos que están lejos, compartir momentos únicos con ellos y ser parte de sus vidas. Conocer a una parte grande de mi familia que no conocía, volver a ver a queridos parientes que hacía años tampoco veía, compartir momentos únicos también con ellos. Todo eso ya lo convierte en un gran año, digno de ser vivido con una sonrisa.

Como si eso fuera poco, en 2011 también pude viajar, cosa que no es sencilla con los vaivenes económicos de estos tiempos. Y viajar le agregó destellos de sorpresa, impregnó mi retina de belleza y sin dudas me ayudó a tener mayor apertura mental. Espero saber capitalizar esas experiencias de forma útil no solo para mi futuro sino para el de mis seres queridos, irradiando un poco de todo eso para regalarles entusiasmo, porque viajar renueva siempre el entusiasmo de vivir, de aprender y de querer compartir eso con las personas que uno Quiere.

El 2011 me dio mucho trabajo, pero eso no es algo tan bueno, si se vive para trabajar y no se trabaja para vivir un poco mejor, así que ese es un punto sobre el cual debo reflexionar mucho y lograr cambios que me permitan dividir el tiempo de mis días en una forma más equilibrada. De todos modos trabajando mucho, pude viajar… puedo decir entonces que el sacrificio no es en vano, pero de todos modos hay que hacer algunos cambios para priorizar la salud física y mental, y tener una armonía espiritual.

En 2011 disfruté de la calidez y amistad de familias amigas, tanto aquí en Argentina como en el exterior, que me cobijaron en sus casas estando yo de viaje y me “adoptaron” como un hijo más. A ellos mi enorme agradecimiento!

El 2011 me dio mucho más de lo que se llevó, mucho de lo que viví en 2011 deja huella para toda la vida, por eso fue un año para recordar y siendo un poquito pretencioso, para intentar superar. Va a ser una dura tarea, pero … hay cosas que 2011 no tuvo, y se que con algunas de ellas, este año increíble será superado por uno aun mejor, que aun está por venir.

Les dejo mis saludos, con un abrazo y mis mayores deseos de felicidad, paz, amor y prosperidad para todos ustedes y sus seres queridos. Qué vivan un gran 2012 y mejores años aun los que vengan, superándose uno tras otro.

Abrazos.
Gus